Cris Alcázar Menu

Permalink:

El negocio del ticketing

Antes de nada recuerdo que esta es una reflexión personal. Sin tener conocimientos sobre la industria del entretenimiento que es por quién va este post.

Hasta ahora he usado herramientas de ticketing para realizar la tarea de entradas a varios eventos. Tanto para eventos tipo startUp Weekend como eventos de formación hemos usado Eventbrite y ticketea, además de eventos musicales de algunos clientes. Estas herramientas me parecen tremendamente útiles a la hora de organizar las entradas para un evento. La inscripción por supuesto es online, puedes meter el código en tu página web, puedes integrarlo con las redes sociales, puedes configurar el email que le llega a los asistentes. Además luego está la app para organizadores donde se puede controlar la entrada al evento escaneando el QR de la entrada, o buscando por nombre en el listado. Sencillo, eficaz y… brillante!

El modelo de negocio también es claro, el evento es gratuito, la herramienta es gratuita. El evento es de pago, la herramienta se lleva un porcentaje que suele ir del 20% hacia abajo según negocies. Algo que entiendo perfectamente lógico, es la licencia para el uso de la herramienta. Además toda la base de datos que acumules es para ti, con muchas más posibilidades a explotar. En ese caso, nunca se nos ocurrió repercutir el coste de la herramienta en la entrada. Está claro que es un gasto que forma parte de la organización del evento, la logística es mucho más sencillo con una herramienta de este tipo, es parte de los costes de organización. Quizá si los costes totales del evento son muy altos haya que ajustar el precio de la entrada, pero teniendo en cuenta todo lo que el evento conlleva, no repercutiendo sin más el coste al cliente final.

ticketea-entradas-eventos

Si claro, yo no estoy dentro de la industria del entertaiment y me cuesta meterme en la piel de esa macroempresa que gestiona giras musicales, teatrales o conciertos. Ellos solo han conocido la taquilla física y es un cambio muy grande el poder poner a la venta las entradas a través de internet y que se vendan solas como churros, poder realizar promociones con códigos de descuento, cambios de precio en tiempo real o promociones cruzadas. Vaya (guiño guiño codazo codazo) qué contratiempo para la industria disponer de herramientas de ticketing.

Recientemente he sufrido a las otras empresas de ticketing, unos gigantes de esos que venden entradas para los Rolling One Direction o para los grandes musicales. Tal y como abusivamente hacen algunas empresas de viajes online te repercuten en el precio final unos supuestos gastos de gestión, que claro no son otros que el coste que repercuten en la entrada de usar su software (y si no es así que me lo aclaren). Software de gestión de entradas que no lleva algunos básicos como paypal para hacer más fácil tu pago, o poder recibir las entradas en formato móvil como passbook, de las que te dejas los ojos tratando de comprarlo en el smartphone. Pero ahí lo llevas, 3€ por cada entrada me cobró ticketmaster por comprar a través de su plataforma (y que era la única opción disponible). Yo me compro las entradas, yo estoy 20 minutos tratando de realizar la compra, poniendo mi tarjeta de crédito, la de mi madre, evitando y diciendo que NO quiero un seguro de cancelación y buscando una impresora para imprimir las entradas, sin las cuales claro no me permiten entrar.

ticketing

La historia se repite, pero en esta ocasión me cobran más de 6€ por entrada como gastos de gestión en otro operador. ¿Qué me está queriendo decir “entradas.com” con este abusivo precio? que es el precio que tiene usar su fantástica plataforma? que es la productora del espectáculo la que le obliga a cobrar este precio a cada usuario? Usted que busca que gracias a internet se puedan vender entradas a distancia y de manera directa sin “intermediarios”?
La fantástica plataforma entradas.com que va los eventos de startUps a hablar de modelos de negocio es la que abusivamente respercute coste a usuarios cautivos que no tienen más remedio que usar su plataforma para adquirir cultura? Y claro si no has gastado 8€ de seguro de cancelación (¿hola?) no te cambia las entradas. Esto es lo que nos ha ocurrido recientemente, comprar entradas para un espectáculo en Madrid, que nos surja un contratiempo y como no hemos contratado el seguro de cancelación, después de haber pagado 13€ en gastos de gestión no puedes cambiar, QUE NO CANCELAR.

Ahí se quedan ustedes con su modelo de negocio cojonudo, al más puro estilo españistán, al que no le queda más remedio que usar nuestra plataforma, y le pegamos un palazo de 6€ por entrada para ver El Rey León, y si no puede ir pues allá se estampe y nos quedamos entonces con los 170€ que ha pagado. Muy honesto todo.

 

 

Comparte!