Cris Alcázar Menu

Permalink:

¡Es la táctica, estúpido!

Después de convertirme en el periodista un millón en parafrasear a Bill Clinton en un titular, afronto en este post una confusión muy común en la estrategia Social Media de empresas e incluso de agencias: la confusión entre estrategia y táctica.

La estrategia consiste en definir los objetivos a los que nuestra marca debe aspirar después de evaluar nuestras necesidades. Podría ser ampliar nuestra base de prescriptores, fidelizar a nuestros fans, posicionar nuestra marca en torno a unos valores o mejorar la reputación online, por poner algunos ejemplos. Mi consejo es que sean claros, precisos y basados en un análisis real y realista de lo que podemos ofrecer a nuestra comunidad en la Red.

La táctica, en cambio, son las acciones que vamos a planificar para cumplir esos objetivos. Entre las decisiones que han de tomarse en la definición de la táctica, es fundamental decidir:

  • Los canales: blogs, redes sociales, foros, wikis… las opciones son múltiples, pero no todas dan los mismos resultados, como podéis comprobar en esta estupenda guía realizada por CMO.
  • El perfil: ¿quién te va a representar en los medios sociales? Ya estamos acostumbrados a interactuar con las marcas, pero podría ser más efectivo abrir un canal de comunicación entre la comunidad y un representante de la empresa, aunque para ello debas nombrar vicepresidente a un chaval de 16 años (caso Coca Cola para la generación Tuenti).
  • El tono: en mi opinión, un aspecto fundamental antes de abrir un diálogo con tu comunidad en cualquier canal es ajustar el modo en el que vas a dirigirte a ellos, y mantenerte coherente a él.
  • La respuesta: ¿qué clase de diálogo quieres para tu comunidad? Puede ser simple atención al ciente o una interacción total.
  • La gestión de la crisis: por causas propias o ajenas, en cualquier momento podemos enfrentarnos a una crisis en nuestra credibilidad, por lo que siempre hay que tener preparado un plan de crisis que nos salve la cara ante la comunidad.

Como podéis imaginar, la elección (correcta) de todos estos elementos tácticos no garantiza siempre el éxito de una estrategia, aunque sí os podemos asegurar que ningún objetivo estrategico se cumple si no está apoyado en un plan bien definido.

Ahora os toca a vosotros coger la pizarra y decidir la alineación :).  ¿Qué otros elementos consideráis clave para asegurar el triunfo de vuestra estrategia?

Comparte!
  • Pingback: mktfan.com()

  • Veo que coincidimos en algo.. http://www.zonacommunitymanager.com/2010/07/es-

  • Efectivamente Luis, el post y el tuyo se complementan perfectamente!
    Un saludo
    Cris

  • Es la primera vez en mi vida que oigo el concepto táctica dentro de una planificación estratégica…esta muy muy cogido con hilos. Mucha casualidad que hableis de lo mismo Luis Morata y tu no? a ver si citamos las fuentes…

  • Hola Sara,

    Nadie ha dicho que haya que hablar en un documento de estrategia y táctica, sólo exponemos la diferencia entre las dos cosas, a mi juicio bastante importante para tener claro qué cosas son variables (táctica) y qué cosas no (la estrategia, si está bien elaborada).

    Por otro lado, te invitamos a que leas el artículo de Luis (que yo no había leído hasta que Luis lo reseñó en un comentario al post) y lo compares con el mío. Descubrirás que no se asemejan en nada excepto que los dos hablamos de Social Media y el título, título por otro lado mil veces usado (como digo al principio del post) después que Bill Clinton hiciera famosa la frase: “Es la economía, estúpido”.

    Así que todo el mérito es de Clinton, por supuesto.