Cris Alcázar Menu

Permalink:

¿Tener o no tener un Community Manager?

It is the question, como diría Hamlet. O, parafraseando a cierto dictador iraquí,  ésta es la madre de todas las preguntas. Porque sí, a estas alturas todos tenemos claro que en los Social Media está el pastel. Recordemos que el 67% de los consumidores son más propensos a comprar las marcas que siguen en Twitter, y el 51% en Facebook (según un estudio de Chadwick Martin Bailey and iModerate Research Technologies). Pero… ¿necesitamos a alguien que corte la tarta?

Ilustración de Matt Hamm.

Antes de nada, es necesario recordar que desde que el mundo es mundo, e Internet una población activa de más de 600 millones de personas, las marcas siempre han intentado influir en su posicionamiento. Podemos llamarlo moderación, podemos llamarlo dinamización o podemos llamarlo X, pero el caso es que ahí estaban, respondiendo anónimamente a críticas negativas, difundiendo contenidos de marca, hablando (y muchas veces pagando) a blogueros o incluso tirándose a la piscina con sus propias redes sociales (véase keteke). Ninguna empresa seria se lanza al mundo de los Social Media sin una estrategia de comunicación (ni siquiera Nestlé, a pesar de su desastrosa incursión en facebook), otra cosa es que la gente responsable de esa estrategia esté o no cualificada para ese trabajo.

Y ahí entra el perfil del Community Manager. Ya se ha hablado en múltiples ocasiones de lo que ES un Community Manager. Digamos ahora lo que NO ES: no es un comercial, no es un publicista,  no es un copy, no es un relaciones públicas y no, definitivamente no es el sobrino del presidente, por mucho que se pase todo el día navegando por redes sociales. Si tuviéramos que definirlo de una manera global diríamos que es un comunicador, en el más amplio sentido de la palabra. Y si tuviésemos que acercarlo a alguna profesión, sería a la de periodista (la trayectoria de Millán I. Berzosa es un buen ejemplo). ¿Por qué? Porque un (buen) periodista está acostumbrado a tratar con fuentes, a buscar y seleccionar información, a decir mucho en pocas palabras (¿qué son los tweets sino titulares sobre lo que nos pasa en la vida?), a contrastar, a rectificar, a citar las fuentes y, lo más importante, a hablar a un público, a contar las cosas de manera que se entiendan sin parecer un comercial en busca de nuevos clientes. Es decir, citando a Daniel Mehrad: escuchar, analizar, responder, comunicar, informar, callar y volver a escuchar.

¡Ojo! Que no digo que vender no sea importante. La venta, ya sea de productos o servicios, es siempre el objetivo final en cualquier empresa. Pero para llegar ahí es necesario fidelizar, y no hay nada más complicado en Internet que fidelizar. El marketing es una gran ayuda para realizar los primeros contactos, para darse a conocer, para recordar que estamos ahí,  pero sólo a través de la participación activa de nuestra marca en todas las posibilidades que nos ofrecen los Social Media (la prescripción, la interactividad, el feedback…) podremos llegar a establecer una reputación online que sirva para que nos elijan.

Así que sí, ponga un Community Manager en su empresa, pero no olvide que para esto no sólo hay que  ofrecer, también hay que dar, y que no sirve saber hablar si no se sabe escuchar. Así que dedique un poco de tiempo a encontrar a la persona adecuada. Sus fans se lo agradecerán.

Comparte!
  • Pingback: uberVU - social comments()

  • Claro, conciso y directo… me han gustado el enfoque y la exposición. Coincido con que un perfil periodístico puede ser de gran utilidad para desarrollar funciones de gestión de comunidades. Gracias por la aportación 🙂

  • Hola,

    Estoy de acuerdo contigo en que es necesario tener alguien que vele por los clientes, qué dicen y qué hacen con tu marca en internet.
    Lo que no acabo de ver es que tenga que ser un periodista. Bajo mi punto de vista debe ser alguien que entienda perfectamente la problemática de la empresa y que sepa tratar a los clientes y gestionar las crisis. No importa el perfil que tenga. Lo importante es que conozca las reglas de cada una de las redes en las que participa, que tenga verdadera orientación al cliente.

    Da igual la formación y la experiencia que tenga. Al menos para mi. Lo importante es que su objetivo sea el cliente

    ¡Buen post, da que pensar!

    Un saludo

  • carloszama

    Gracias por los comentarios. Desde luego, el perfil periodístico es un plus, pero no lo es todo. Además tiene que ser un nativo digital y tener un gran conocimiento de la empresa. Pero creo que la formación y la experiencia que tengas detrás es muy importante.

  • crisalca

    Yo también creo que no debemos cerrar el perfil a un periodista pero si a un buen comunicador y conocedor de los Social Media, ya sea especialista de markting, publicista, o autodidacta del medio, lo importante es conocer bien la marca y poder hablar en nombre de ella. Es verdad que ante la inminente falta de trabajo, los periodistas deben “reciclarse” a otros medios más activos, y que les pueden presentar oportunidades de trabajo.
    Gracias!

  • locutor

    buen post. Un manager community debe ser un gran periodista.

  • Pingback: Un community manager, es un periodista | eduangi.com()

  • Pingback: Entre pavos y ardillas anda el juego | MarketingAd Blog()

  • Pingback: Qué es un community manager, un periodista | Blog Ruth Vilar()